• juannataliosm

Un hombre bueno que hoy cumple 89 años entre nosotros, tras una vida de mucha entrega a Dios.

Actualizado: 18 de dic de 2020


Antonio Opazo Jardón nació en Ourense en 1931, un 16 de Diciembre. Profesó votos en la Orden franciscana en 1950. Fué destiando a Venezuela en 1962 y regresó 50 años después a nuestra comunidad de A Coruña.


El día más feliz:

El día en que me sentí ministro del Señor, ungido por las manos del Obispo, consagrado sacerdote, servidor de la comunidad. El segundo día ha sido el día en que celebré la Santa Misa, después de 12 años desde que salí del pueblo, reencontrándome con toda la familia, con el pueblo y la comunidad donde nací .


El viaje más largo:

Ha habido muchos viajes largos en cuanto a experiencias. Tuve la dicha de recorrer casi toda venezuela con el plan de misión, y cuando se inciaba cada misión había muchas noches largas,


El regalo que más agradeció recibir:

El regalo de la vida, Gracias Señor por el don de la vida. y después el que el Señor me haya llamado a la vida franciscana.


¿Y un regalo material?

El regalo que me hizó mamá la primera vez que salí de casa: un pañuelo de lino, que ella tejió y le puso mi nombre, que he conservado hasta hace muy poco.


La misión más dificil:

La vida es una misión. Todos los días empiezan con un interrogante, pero se hacen fáciles gracias al Señor. Con El no podemos fallar, aun cuando hay días de incertidumbre, de miedo, pero tuve siempre dos palancas conmigo: la presencia de Jesús y de María


Un consejo a los niños para ser buenas personas:

Que se enamoren de verdad, de Papá y mamá y escucharles con devoción y así descubrirán en ellos la presencia de la madre del cielo, María, siempre presente en la mamá de cada uno. Y el Papá le transmitirá el amor de Jesús, dándole consejos sanos y santos. En mi vida sacerdotal siempre he recordado lo que escuché cuando era niño.

Un punto débil:

La incertidumbre, el miedo a la vida misma. A veces soy indeciso, no por no querer hacer, sino por el temor al fracaso. Pero para este miedo siempre tuve medicina que es la confianza en el Señor, que te quita el miedo.


El momento más bonito:

Hay momentos de confusión, incertidumbre o miedo, pero todos se vuelven bonitos si tienes estas dos palancas en tu vida: la presencia de Jesús y el amor a María.


¿Qué es la fraternidad?

Un regalo del Señor. Tener hermanos es un don enorme. La fraternidad parroquial es otro don del Señor, donde yo me sentí siempre uno de tantos feligreses. La comunidad ha sido siempre uno de los mejores regalos en la vida.


La cualidad que más le abunda:

Pregunta difícil. Soy así como ves. Soy espontáneo, abierto. No me valoro en nada concreto, siento que entro en empatía con la comunidad a la que se me envía. Únicamente quiero ser aquello que el Señor quiera. Soy una persona normal y corriente.


Una palabra a las familias para vivir felices:

Ante todo la lealtad, la fidelidad interna. En primer lugar fidelidad al Señor. y a través de él serás fiel a la pareja, Ver a la pareja no como instrumento o compañía sino verse a sí mismo en la pareja, yo tengo que amarme amando a mi pareja, así los matrimonios llegarán a compenetrarse y ser verdaderos apóstoles y centro de comunión y de misión.


¿Un sacerdote puede ser un buen militar?

Traté de serlo. Ante todo militante cristiano en lo que esté a mi alcance. Los compañeros y superiores siempre me tenían como buen servidor; Pero mi servicio es de capellán, enseñando, apoyando, llevando la misma vida como ellos, asumiendo la vida del militar que es muy dura.


El año más lleno:

En la vida de un sacerdote, puedo decir que desde la mañana hasta la noche no había tiempos vacíos ni libres. Mi conciencia me dice que hice lo que tenía y podía hacer.


¿Como se superan las dificultades de la vida?

Guardando silencio. Y consultando con el Señor, y esperando la respuesta de Él. De El nos vienen la respuestas de la vida y las soluciones. Hay que callar mucho, saber asimiliar y ver el misterio de la vida.


¿Y cómo se superan las decepciones?

Hay que evitar que tu mundo se venga abajo, aunque puedas tener la sensación. Hay que ser humilde, yo nunca me sentí decepcionado, son accidentes que se dan en la vida. La fuerza para levantarse y superarse no está en la persona sino en Quien nos acompaña.


Su Libro favorito:

El evangelio y la Imitación de Cristo que me acompañó toda la vida hasta que lo regalé el día que regresé a España,


Película favorita:

Siempre me quedaba dormido


El mejor gobernante:

Ha habido muchos buenos, pero nadie es el mejor. Allí hubo un hombre, al que más traté, Raul Leoni, un hombre sencillo, humilde, piadoso. Hizo mucho bien, no había maldad en el. Cuando los valores de la espiritualidad se dan en un dirigente ese hombre será realmente un dirigente de verdad, porque estará pendiente de las necesidades de la comunidad.


Su oración preferida:

A la Stma Virgen y a la Eucaristía


¿Como ser santo siendo joven?

Haciendo bien aquello que tenemos que hacer cotidianamente, en ese silencio, tranquilidad y fe en el Señor, construyendo y dando solidez al edificio que el Señor quiere construir en mí.


La palabra mas bonita:

La más hermosa es la palabra Amor, que no me refiero al amor sensual sino a ese amor que nos da la comunión y edifica, que nos hace iguales a Dios.


¿Donde está Dios hoy?

A Dios no hay que buscarle en un lugar porque El es presencia en todo. Me tengo que encontrar yo en El, no a El en un lugar. Pero si hay que ir a algún lugar que vaya a encontrar a los pobres.


¿Por qué vino a Coruña?

Tengo mucho cariño a esta ciudad porque es donde inicié mi vida pastoral y fue con la catequesis, que estaba encargado de ella y quedé fascinado, me encantó aquello que viví, un ambiente abierto, de mucha confianza y diálogo. Estando en Venezuela siembre hablaba yo de La Coruña despertando aquellas primeras experiencias. Y cuando regresé a España me enviaron aquí y estoy encantado, tratando de revivir aquellos sentimientos de mi juventud entre vosotros.


¿Por qué viene tanta gente a pedirle confesión?

Mira, hay que decir las coss claras, aquí ustedes tienen miedo de decir a la gente que hay que convertirse y prepararse para marchar. Hay que aprovechar todas las oportunidades para ayudar a la gente a prepararse, para que ni la vida ni la muerte les pille de sorpresa.



Bendito sea Dios por este regalo de hermano. Y que todos lleguemos pronto a esta madurez de quien no tiene más afán ni vanidad ni ambición que ayudar al mundo a ser feliz y estar en paz con Dios y enseñarte a vivir mejor tu vocación.

296 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo