• juannataliosm

Día de los Abuelos. Fiesta de San Joaquín y Santa Ana

Después de la fiesta de Santiago este domingo 25, viene el lunes 26, y celebraremos la eucaristía por todos los abuelos de la parroquia, con oración de bendición por todo ellos. Si queréis que los nombremos en una acción de gracias que tendremos en la misa de 20:00h enviadme su nombre al wasup 669947194


Señor Jesús, tu naciste de la Virgen María, hija de San Joaquín y Santa Ana.

Mira con amor a nuestros abuelos, a todos los abuelos de la comunidad. ¡Protégelos con tu bendición por ser para nosotros tanta riqueza, y para cada familia, para la Iglesia y para toda la sociedad.

¡Sostenlos! Que todos los abuelos sean siempre, para sus familias, pilares fuertes de la fe evangélica, custodios de los nobles ideales, de los valores del hogar, tesoros vivos de nuestras tradiciones religiosas.

Haz que sean maestros de sabiduría y valentía que transmitan a generaciones futuras los frutos de su madura experiencia humana y espiritual.

Señor Jesús, ayuda a las familias y a la sociedad a valorar la presencia y el papel de los abuelos.

Que jamás sean ignorados o excluidos, sino que encuentren respeto y amor.

Ayúdales a vivir serenamente y a sentirse acogidos durante todos los años de vida que les concedas.

María, Madre de todos los vivientes, cuida constantemente a todos los abuelos, acompáñalos durante su peregrinación terrena y con tus oraciones obtén que todas las familias se reúnan un día en nuestra patria celestial, dónde esperas a toda la humanidad para el gran abrazo de la vida sin fin.

Amén.


(Oración de Benedicto XVI)




La Penitenciaría Apostólica “concede la Indulgencia Plenaria a los fieles que dedicarán un tiempo adecuado a visitar real o virtualmente a sus hermanos mayores necesitados o en dificultad (como enfermos, abandonados, discapacitados y similares)”.

Por último, podrán obtener esta Indulgencia Plenaria “las personas mayores enfermas y a todos aquellos que no pueden salir de casa por un motivo grave, siempre que se abstengan de todo pecado y tengan la intención de cumplir las tres condiciones habituales lo antes posible, se unirán espiritualmente a los actos sagrados de la Jornada Mundial, ofreciendo al Dios Misericordioso sus oraciones, dolores o sufrimientos de su vida, sobre todo mientras las palabras del Sumo Pontífice y las celebraciones se transmiten por televisión y radio, pero también a través de los nuevos medios de comunicación social”.

Al mismo tiempo, la Penitenciaría Apostólica pidió “encarecidamente a los sacerdotes, dotados de las facultades oportunas para oír la confesión, que se pongan a disposición, con espíritu dispuesto y generoso, para la celebración de la Penitencia” para facilitar “el acceso al perdón divino a través de las Llaves de la Iglesia, por caridad pastoral”.

57 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo