• juannataliosm

Carta Apostólica ‘Patris Corde’

Con motivo del 150º aniversario de la declaración de San José como patrono de la Iglesia universal, el Papa Francisco nos ofrece la Carta Apostólica ‘Patris corde’. Puntos a saber:


1. “Levántate, toma contigo al niño y a su madre” (Mateo 2,13). En los 4 evangelios Jesús es conocido como “el hijo de José”. Los evangelistas que más se refieren a San José son Mateo y Lucas quienes ofrecen importantes destellos de la gran misión que le fue encomendada.


2. 2021 es elegido por el Papa Francisco como año de San José por la conmemoración de los 150 años de la Declaración de San José como Patrono de la Iglesia Universal.

La Carta subraya su condición de humilde carpintero, su disposición a cumplir la voluntad de Dios y su imagen de hombre justo.


3. Sobresale su cualidad de testigo de la Salvación. Él ve nacer al Mesías en un pesebre. Dios responde a su temor y a sus dudas iniciales con el reconocimiento y adoración de los pastores y sabios venidos de lejos. Dios pidió a un hombre humilde, un padre de familia para encomendarle la tarea de cuidar a su hijo unigénito.


4. Dios Padre cuida a José para que José sea garante de la verdad de Dios. Dios pide a José en sueños ponerle nombre y le revela quién es ese niño: “Tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”.

Francisco explica cómo este gesto es sinónimo de pertenencia. José, hombre de fe, comprende que es parte de la historia de salvación. Todos somos parte de esa historia y hemos de anunciar su nombre.


5. San José es alzado por Dios como un padre amado.

San Juan Crisóstomo dijo: “entró al servicio de toda la economía de la Encarnación”, siendo padre de Jesús y esposo de María. Cuidó a Jesús para nosotros también .

San Pablo VI: José hizo de su vida sacrificio y servicio a favor del misterio de la Encarnación, “utilizado su autoridad legal que le correspondía, en la Sagrada Familia, para hacer de ella un don total de sí mismo, de su vida, de su trabajo”.


6. Padre en la ternura. José amó a Jesús con corazón de padre -”patris corde”-.

Dios “puede actuar a través de nuestros miedos, de nuestras fragilidades, de nuestra debilidad”. La grandeza de Dios con frecuencia se revela precisamente valiéndose de la pequeñez. Es cuestión de cuidarnos unos a otros.


7. Padre en la acogida. Contrapunto a la violencia psicológica, verbal y física tan frecuente en nuestros días. Nobleza de corazón, que le lleva a aceptar a María sin condiciones. Actúa acogiendo. Su dimensión se agiganta en la acogida de María y del fruto de su vientre Jesús.


8. Por eso José es un santo de constante actualidad. No importan las apariencias, tan solo la voluntad de Dios. ¿Miedo o “valentía creativa”?. Tuvo miedo, pero confío.


9. Otras características de José: padre trabajador y obediente. Humilde ante Jesús y su Madre María.


10. su grandeza radica, no en sus muchas y alabadas cualidades, sino en que Dios escogió a José para la más delicada misión: cuidar de sus tesoros, Jesús y María. Por eso, iconográficamente, San José, con su vara, ocupa el vértice de las imágenes de la Sagrada Familia.


José, Jesús y María, Santa Familia que inspira a todos los laicos que vivís vuestra vocación desde el matrimonio. Celebremos con Francisco, toda la Iglesia, el gran regalo de San José, verdadero ejemplo de autenticidad.






50 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo